Une espiritualidad concreta en el cotidiano

Stance

"Ancrado en la substancia de mi cuerpo, La luz quem ó los restos.
Infinina y incojible,
limpi ó todos los soportes
de sufrimientos y felicidades efimeros.
Bañando en esta inmensidad realizada,
queda que transmitir, guiar,
y la mano oferta conducirá
al ser que la coja.
El vento sopla sobre la montaña verde
que se apoya en cualquier sitio y ninguno.
Instante tràs instantes
Revelan la eternidad."

Monto dé Patso

Documentación, atestimonios del professeur Paul Chauchard :

EL 11 de Julio 1996

Estimado amigo,
Fui muy feliz de leer vuestro excelente testimonio tan adaptado para hacer entender el Despirto al Ocidente, en su verdadera tradición, gracias al Oriente autentico. Indica bien usted el verdadero pensamiento pratico judeo-cristiano, tan mal entendido.Concebo que un ortodoxo sea deacuerdo. Es la meditacion al icono, la resurección del Cristo glorioso.
Entonces es con mucho gusto que le mando este texto de introdución.
Con amistad,
Paul Chauchard.

Comunicación del professeur Paul Chauchard :     

Salud, sabiduria, santidad : hacer sonreir vuestros dedos de los pies crispados con todos nuestros estres, tal como volver a dar su pradera a la vaca loca de orgullo ignorante de los tecnocratos, le buena carne y le buena leche de la vaca que rie amada por su amo. De qué manera entenderlo para practicarlo ? Cómo un Ocidental pueda praticarlo bien, si lo denaturaleza en un recordo diabolico de promoci ón de su ego falso? Quizas es ir en contra por el progreso, la civilisación - asimilada al Ocidente- que permitió el desarollo economico del Japon ? Sin embargo, este entiende las valores de su tradición y envia en Ocidente misonarios zen.
En facto, si el Oriente no deba caer en las erores del Ocidente, el Ocidental no debe buscar a volverse un mal Oriental . El Oriente bien ententido debe permitirle volver a encontrar la verdadera tradición, es decir parar de denaturalezar el espiritual transcendente cortandolo de la matiera, separando Dios del mundo, la alma del cuerpo, el hombre de los animales cuyo fleurón es evolutivo. Un paradoxo : deber volver a incarnar el cristianismo, volver a poner el transcendente en el inmanente. Tal fue la base de mi amistad y de mi colaboración con Deshimaru, sorprendido y feliz de encontrar a un escientifico ocidental espiritualista, no dualista, justo en el momento en el cual japoneses enseñaban el mejor funcionamiento de un cerebro de monjes zen autenticos. Neurofisiologista, soy neuropedagogista. No es mal hecho el hombre, un enfermo necesitando tablettes; sino que es mal educado porque nadie le aprendio utilisar su magnifico cerebro. Llamamos « cérébral »  a los intelectuales o al espiritual perdido en sus pensamientos y preocupaciones, olvidando a su cuerpo que desequilibra en la angustia, los temores, no siendo presente en el instante al mundo, a su cuerpo, a los demas. Se cree despertado si no duezrma, ignorando que el  irritado esta en un despierto falso; el verdadero despierto se encuentra en la relajación, la calma, la paz interior, lo es mas bien realizado en la vigilancia hipnotica de la sofrologia. La atención exige el rechazo de la tensión, la volontad esta al opuesto del voluntarismo. Sin ser filosofos, seguimos a Descartes que separa la alma del cuerpo y el animal-maquina del hombre espiritual , el que recargue el frio razonamiento cortado del afectivo devaluado, lo que significa olvidar al cerebro derecho al provecho del izquierdo. Su lema : " Pienso, entonces soy ", pero seria justo y verdadero de decir : " Percibo, controlo a mi imaginación, mi vaguabundio cerebral (Vittoz), actuo consciamente, entonces, soy, no en un falso ego imaginario, devaluado o recargado, pero el verdadero ego de la simple imagen cerebrale de mi cuerpo". No es un materialismo falso privando el cerebro de su función espiritual, pero la verdadera realidad unitaria  en la cual el espiritual informa,organisa el material, esto pensamiento justo de Aristote cojido de nuevo de manera oecumenica por el musulmano Averrhoès, el juidio Maïmonide y el cristiano Thomas d'Aquin.  Hacer en si la armonia del fisico y del somatico unifiados haciendo d eeste centro de la base del cerebro que es el hipotalamus, el maestro, no de la focura del cuerpo sino la de la sabiduria del cuerpo en la paz y la alegria. Eso es saber amar, amorarse u armorar, dice el biologista mistico Teilhard de Chardin, recibir y renforzar le energia cosmica que es el amor. Abriendose en la meditación sobre el mundo, no se pierda en un gran todo anónimo, pero se vuelva a recursarse en el misterio de un gran coriente evolutivo de complexificación,  de mas consciencia y amorisación que se tiene qui ayudar y no frenar. realizando en si la verdadera  felicidad, es por tecnicas corporales  que se ponen en la verdadera felicidad, la cual es por  Teilhard, es centrarse sobre si, crecer, decentrarse sobre el otro, amar y sobre centrarse sobre mas grande que si, adorar. Acuerdo en el silencio de los verdaderos misticos simbolizados por el encuentro d'Assise  donde, sin confusión,  volvian a encontrarse siendo mas ellos mismos, todos los espirituales del mundo, al servicio de la paz, al rededor del Papa y del Dalaï Lama.

Gracias a Daniel Lazennec y al Oriente, el Ocidental   vuelva a encontrar la Presencia, subiendo "la montaña de paz" .

Doctor Paul Chauchard, directeur honorario de l'École Pratique des Hautes Études - La Sorbonne - Paris.

Voir tous les livres et DVD's